14 mayo 2007

Drogas de farmacia

Pues buscando sobre el tema me he encontrado con un articulo publicado en la revista Primera Linea que habla de las drogas que se pueden conseguir facilmente (o no tanto) en cualquier farmacia. C&P


Drogas de farmacia

En la farmacia puedes encontrar estimulantes para activarte, opiáceos para relajarte, antidepresivos para animarte, benzodiazepinas para dormir e incluso drogas para hacerte un campeón en la cama. En este artículo no hacemos apología de su uso, allá cada cual. Eso sí, cuidadín.

Como ya vimos en la mítica ’Drugstore cowboy’, se puede poner uno cerdo sin la necesidad de frecuentar a camellos que seguro van a darnos el palo. Las drogas de farmacia vienen controladas por las autoridades sanitarias y, además, son lo que dicen ser. Y esto es siempre una gran ventaja.

Inhalables juveniles
¿Quién no ha rociado su manga de Cloretilo y se ha pegado un buen viaje? También llamado “el popper de los pobres”, el cloruro de etilo es un anestésico local tipo Reflex. Inhalado produce un pequeño subidón (como de popper gastado). En grandes dosis produce anestesia general, de ahí que haya palmado algún que otro estudiante de ESO aficionado a este producto. Si no tienes nada más, no está mal, pero siguen sin gustarnos las cosas que nos impiden levantarnos de la silla…
Cloruro de etilo: Nombre comercial: Cloretilo (Chemirosa).

Barbitúricos clásicos
Para quedarse “doblao”, nada mejor que los barbitúricos. Muy populares con las amas de casa de todas las épocas, los barbitúricos son depresores del sistema nervioso central y se usan como sedantes y anestésico. Al tomarlos nos producen una sensación de relajación y tranquilidad, además de problemas motores y dificultad para hablar. El mayor problema que tienen es que producen tolerancia y cuando el cuerpo se acostumbra se tiene que subir la dosis. Entonces, el margen entre la dosis activa y la dosis letal se estrecha y puede tener consecuencias desastrosas, como el coma, espasmos e incluso la muerte por sobredosis. Por ello también se usan para la eutanasia y la pena capital (en la inyección letal). Los barbitúricos han acompañado las vidas de gente como Marilyn Monroe (que se suicidó con ellos), Elvis Presley (que también), Johnny Cash o Adolf Hitler.
Fenobarbital: Posiblemente, el más famoso. Es hipnótico y antiepiléptico. Nombres comerciales: Gardenal (Aventis), Luminal (Kern), Epilantil (Otsuka).

Benzodiazepinas modernas
Debido a los problemas que daban los barbitúricos, se desarrollaron las benzodiazepinas. También tienen propiedades sedantes, tranquilizantes e hipnóticas, y son usadas como ansiolíticos y relajante muscular. Las benzo son la droga legal más popular entre la juventud fiestera y los ludópatas de barrio. Nos ayudan a dormir después de una noche de estimulación desaforada, nos relajan cuando volvemos el lunes al curro y, en general, nos hacen olvidarnos de los problemas. No es recomendable tomarlos en grandes cantidades después de haber ingerido cocaína, ya que pueden causar problemas cardiovasculares.
Diazepam: El popular Valium, la más usada. En dosis bajas es un relajante muscular, y en altas un ansiolítico e hipnótico.
Flunitracepam: Como el Rohypnol, un clásico entre los yonquis de heroína. Te ayuda a pasar el mono en un estado de semiinconsciencia. Es un hipnótico.
Alprazolam: El compuesto activo del Xanax (de venta en Estados Unidos). Era lo que tomaba Patrick Bateman (’American psycho’) para ir al curro después de descuartizar prostitutas.

Anfetaminas de hoy
Las anfetas son estimulantes del sistema nervioso central, es decir, que dan subidón. Sirven para no dormirse y fomentar la concentración. Antiguamente se usaban para suprimir el hambre, lo que llevó a engancharse a miles de amas de casa. Recordemos a Carmen Maura en ’¡Qué he hecho yo para merecer esto?’ poniéndose como una moto al no encontrar sus Minilip. Hoy se usan principalmente para tratar la narcolepsia y en niños con trastorno de déficit de atención (hiperactividad). Lejos quedan los días en que en cualquier esquina podían comprarse centraminas, dexedrinas, xpansuls y demás. Hoy, el consumo ha descendido.
Metilfenidato: El popular Ritalin que toma Bart Simpson. Produce subidón y bienestar. En España se comercializa como Rubifen (Rubio).
Modafinilo: Otra sustancia emparentada con las anfetaminas. Nombre comercial: Modiodal (Noventure).

Estimulantes variados
Además de las anfetaminas, la farmacia está llena de todo tipo de estimulantes:
Efedrina: Usado como antiasmático y bronquiodilatador, es lo más parecido a una anfetamina que hay en el mercado. De hecho, la anfetamina y la metaanfetamina se extraen de esta sustancia. Hace unos años se vendían sin receta por unos 2 euros y eran muy populares entre los jóvenes de la “cultura de club” sin recursos. Nombres comerciales: Efedrina Level (Ern), Bisolvón compositum (Boehringer) e incluso el maravilloso Hemoal (Combe).
Epinefrina: También conocida como Adrenalina. Sirve para animar una fiesta o para rescatar a un yonqui de una sobredosis (vease ’Pulp fiction’). Nombres comerciales: Adrenalina Braun, Meganest (Clarben9), Xylonor Especial (Prats).

Antidepresivos de bajón
Muy populares durante los 90, han perdido el beneplácito de la afición. Hay pocas cosas menos divertidas que un ciego de Prozac y alcohol. No es recomendable tomarlos si no se está deprimido, ya que los efectos son equiparables a un viaje en montaña rusa. Te sientes bien, mal, dormido, despierto, de bajón, de subidón… Ojo si consumes antidepresivos con otras drogas, en especial los inhibidores de la MAO, ya que pueden tener interacciones potencialmente peligrosas, incluso letales.
Fluoxetina: El Prozac. Salvó a miles en los años 90 y fue responsable de la eclosión de un tipo sonrojante de literatura femenina (’Prozac nation’, ’Amor, curiosidad, Prozac y dudas’…). Ya no se usa tanto debido al desarrollo de compuestos más eficaces.
Paroxetina: Otro antidepresivo. Nombre comercial: Seroxat (Glaxo).

Anestésicos disociativos
Y llegamos a la sección del momento. Las drogas disociativas son aquellas que bloquean las señales del cerebro consciente a otras partes del cerebro, inhibiendo los sentidos y la capacidad motora. Es decir, que al tomarlas experimentamos alucinaciones, privación sensorial, estados de ensueño o la horrible sensación de no poder mover las piernas. Dentro de esta familia se encuentra la ketamina, el DMX o el PCP (polvo de ángel). Son muy populares entre la juventud raver.
Ketamina: Conocido anestésico muy usado por la gente joven y no tan joven en sus salidas de fin de semana. Se vende en líquido inyectable. Basta ponerlo sobre un papel de plata y meterlo en el horno un rato para poder disfrutarlo en polvo. Nombres comerciales: Ketolar (Pfizer).
Dextrometorfano: También conocido como DMX, es el principio activo de muchos jarabes para la tos. Su efecto es una mezcla suave de los efectos del alcohol, la marihuana y los opiáceos. Nombres comerciales: Cinfatos (Cinfa), Frenatos (Abelló), Robitussin (Wyeth), Romilar (Roche).

Opiáceos de toda la vida
Derivados del opio, su uso está muy extendido en el tratamiento del dolor. Son potentes analgésicos que, como su prima de la calle (heroína), son muy adictivos.
Morfina: El principal opiáceo. Sintetizado de alcaloides del opio. Viene en líquido, pastillas, incluso en piruletas. Cualquiera que haya sufrido una operación importante conoce la potencia de la morfina. Da una sensación de paz y bienestar difícilmente superable. ¿Por qué creéis que la gente se engancha? La heroína fue sintetizada para tratar la adicción a la morfina. Se equivocaron. Nombres comerciales: Sevredol (Mundifarma), Skenan (Bristol), Cloruro Mórfico (Braun).
Codeína: Metilmorfina. Se usa como analgésico y antitusivo y puede encontrarse en numerosas presentaciones. Nombres comerciales: Fiorinal Codeína (Novartis), Termalgin Codeína (Novartis), Gelocatil Codeína (Gelos).
Oxycodona: El opiáceo de la juventud americana. No disponible en nuestro país. En América, la adicción al Oxycontin (Oxycodona) es una realidad entre los universitarios.



Y concretamente en el tema en cuestion, mirad los efectos de la codeina.

Nombre Común: Codeína.

Detectable: En 1 a 2 días.

Efectos a corto plazo, dosis promedio: Ligera euforia, relajación, exaltación física, somnolencia, mareo, resequedad de la boca, constipación, retención de orina, náuseas.

Efectos a corto plazo, grandes dosis: Escozor intenso, enrojecimiento de la piel, vahído, sedación, confusión, náuseas. Los síntomas de sobredosis comprenden vómitos, desasosiego, apoplejía y paro respiratorio.

Efectos a largo plazo, uso crónico y reajuste: Tolerancia con el uso uso crónico. Potencial de dependencia.


El romilar es fenomenal eh?

Bueno, aqui ya tenemos los huevos negros y cada uno se mete la mierda que quiere, otra cosa es que me haga gracia o no.

Ahi queda eso

8 comentarios:

Absorto dijo...

todo esas cosas son mierda para enfermos que nadie deberia siquiera pensar en probar

negr0checka dijo...

Dextrometorfano: También conocido como DMX, es el principio activo de muchos jarabes para la tos. Su efecto es una mezcla suave de los efectos del alcohol, la marihuana y los opiáceos. Nombres comerciales: Cinfatos (Cinfa), Frenatos (Abelló), Robitussin (Wyeth), Romilar (Roche).


Romilar es fenomenal!!

Absorto dijo...

caca

Pantera Negra dijo...

Muy wen post Taka, mushas de los componentes y composisiones activadores o depresores del SNC ya e tenio k tudiarlo este año, muy interesante.

PD: Me arrepiento cuando el m0m0cheka me coló romidal en un rebujito.. MAMON!! XD

negr0checka dijo...

hahahahah, k no tenia na so looser!! k te lo crees todo!! xDDD

JR dijo...

coinsido con berto en lo de que eso son mierdas pa gente depresiva/toxicomana/hipocondriaca/impotente/pastillera o demas mierda. En que puta sociedad vivimos...

Pantera negra dijo...

Negro mientes tan bien que eres capaz de sentirte hasta orgulloso xD

ernesto riudavets dijo...

hola buenos dias, necesito Morfina o Oxicodona, me harian un gran favor,y es urgente.... me llamo Lurdes
busco cualquier producto que contenga opiaceos, que haya suerte mi direccion es e.riudavets arroba gmail.com suerte